trayendo a delphin a casa

Sunday, August 06, 2006

delfines alrededor de Delphin


Aún no había sol, saliendo de Ciutadella, el mar estaba calmo.Muchos barcos de pescadores y de pasajeros en nuestra ruta. Mucho viento, tambien, lo que nos posibilito no usar el motor casi por cuatro horas.Una pareja de delfines nos siguió saltando a nuestro costado un buen trecho, cosa que consideramos un augurio de buena suerte.Una paloma marrón surgida de la nada,( aún no veiamos costa) se posó en la vela,parecía cansada.Siguió posada un largo rato, parecía que dormía.Al rato vimos la costa mallorquina a lo lejos, confundida con el horizonte.La paloma miró la costa y se alejó hacia ella.Pero nosotros seguíamos una ruta más hacia el Norte, porque buscabamos llegar a la costa Norte de Mallorca para despues bajar fácilmente a Ibiza. Vimos la bahía de Pollensa, yo me acordaba de la cancion. Y llegamos al cabo de Formentor. Un faro encima de un promontorio rocoso. Aguas revueltas y mucho viento.Al lado del faro había una calita, adonde nos metimos . Se veía una playita y una ruta de acceso al faro con varios miradores desde donde los turistas nos tomaban fotos a la cala, a delphin y a nosotros, contemplando el gruesisimo colchon de nubes que se movia rápidamente desde el interior de la isla hacia la cala pero parecía que se dispersaba al llegar.Yo me acuerdo haber pensado. Se viene una tormenta, mi primera tormenta en el mar, en un sitio que parece Tafí pero con mar.Encima estabamos solo anclados con en ancla, ningun otro amarre. Y el viento se ponia denso, y las olas, también. A las dos horas, decidimos seguir hacia el Oeste .Había viento pero las olitas eran bajas, molestas y muchas. Llegamos a la Cala de San Vicente. No había ningun bote anclado ni en esta cala ni en la anterior,y lo peor, todo el trayecto no habiamos visto a nadie. A lo lejos se veian hoteles y una playa. No se veia mucha gente en la playa. Pero el agua estaba quieta. Azul.Anclamos y amarramos el barco a una roca.
Esa noche, todo mal. El viento movía todo, nos despertamos como a eso de las cuatro..Bueno, Mark no pudo ni dormirse. El mar era como un río embravecido que había cortado el amarre, a habia cortado igualmente la cuerda del bote salvavidas. Estuvimos como dos horas hasta que hubo un poco de luz colgados del ancla, mirando como el mar escupía todo sobre la playa.Al amanecer decicimos salir, pero no hubo manera, el mar estaba como loco y peligroso.Así que volvimos de nuevo a la cala a esperar a que se calmara un poco y a mirar como nuestro bote inflable (100 euros) estaba intacto en la playa esperando un dueño , gratis. El barco flotaba cual barrilete con el ancla de hilo.Fue durísimo.Mark estaba tenso, yo muerta de miedo pero me hacía la valiente. Decía, bueno lo peor que puede pasar es que nos tire a la playa.Pero lo mismo. A las seis de la mañana decidimos seguir al noroeste, las olas no podían ser tan altas ni tan peligrosa la situación como ahora.Así que nos pusimos los chalecos salvavidas,cerramos todo, nos persignamos y partimos. El corazón de la batidora, olas altísimas, todo caótico.Adentro todo empezo a caer, se destapó el frasco de la mayonesa. Yo vomité varias veces, lo miraba a Mark que no fumó en todo el trayecto y a Max, sin perder la calma, sentado al lado. Y yo acarreando agua al toilette porque estaba redescompuesta y muerta de miedo.Hice promesas a diestra y siniestra.. y ayudaron.No se si el mar se había calmado o yo me había acostumbrado a ese oscilar largo del barco , me senté afuera con pantalones largos buzo y sombrero y me puse a cantar.Todo el Silvio Rodriguez que me acordaba con especial empeño en esa de bogar bogar bogar .. voy a bogar..!hasta que despues de 6 horas y dos mil canciones llegamos a Puerto del Soller.Dios, que alegría , sacarse los chalecos salvavidas y entrar al puerto. Una realidad paralela, ahi todo tranquilo, la gente en los cafés, en la playa me hizo acordar a la novela La Peste. Afuera el mar demencial y ahi nomas, la gente en su pequeña paz.Una ciudad hermosa, colgada de las rocas, estilo Valparaíso.Llena de pubs, restaurantes y tienditas. Amarramos y fuimos a comprar petroleo para nuestra cocinita, fuimos a ducharnos y a brindar por la llegada. Una empleada del puerto nos dio la bienvenida con una muy buena noticia. Por una noche en puerto, en Soller no se pagaba nada!
*Puerto del Soller es un puerto construido por comerciantes franceses que llegaban a comprar frutas y verduras en el norte de Mallorca .

Spaghettis despues de la tormenta




Esa mañana salimos con buen viento, refelices, el mar estaba un poco movido pero el puerto de Mahon, un puerto natural, estaba repleto de barquitos de pescadores que tambien se hacían a la mar.(notaron mi acento marinero, no?)El barco menorquín es especial, el mástil tiene la forma de una t donde uno de los bracitos es larguisimo y el otro corto y esta situado en un costado del barco, no me acuerdo si a proa o a popa, pero es característico de Menorca, y segun dice, muy rapido y muy estable.La cuestión es que intentamos movernos con el viento, pero el mar estaba ya como loco, con olas desordenadas que nos movían estilo lavarropas.Max estaba con un poco de seekrankheit,solamente dolor de cabeza, y yo un poco tambien...pero nada mas. Nos refugiamos en una bahía hermosa adonde se veía que estaban haciendo nuevos emprendimientos (que gente emprendedora estos españoles), albañiles sudamericanos no pararon de martillar mientras nos comíamos unos spaghetti carbonara espectaculares que nos tranquilizaron bastante.Yo no comí mucho, tenía miedo por mi estómago. Cuando partimos hacia el norte, me senté atrás, a tejerle un vestidito a la Mathilda y a tomar sol.Decidimos llegar hasta Cala Coves y ahi hacer noche.
Cala Coves es una bahía con el agua azul y esmeralda.Rodeada de rocas altas adonde los piratas y los hippies y los neanderthal vivieron se escondieron se divirtieron..Había dos yates anclados y anclamos el Delphin al lado de un yate español. Amarramos en tierra con un cabo, y del otro lado el ancla para asegurarnos no movernos con alguna marejada y chocar con el yate español. Porque Delphine es puro acero, y los otros yates son de plástico, así que si Delphin los choca, los abre de lado a lado. Los turistas que bajaban desde tierra por los muchos caminitos hasta la playa nos saludaban. Venían a hacer snorkel, a bucear o a nadar, directamente. Algunos también hacían kayak o pescaban, sobre todo la gente de los yates.Esa noche les hice arroz con atún y nos tomamos un vinito bajo la luz de las innumerables estrellas de la cala.Mark me dijo que no éramos sólo afortunados por estar ahí sino por tenernos.Me dijo que se había sorprendido que yo no hubiera tenido miedo durante las experiencias de ese día y que me amaba cada día mas.A la mañana siguiente , YO manejé el bote desde la salida de la cala hasta el mar , continué siguiendo la línea de la costa. Pero al parar el motor y querer movernos de nuevo con la vela.. y eso que cambiaron de velas varias veces y de direccion de las velas, de nuevo no habia viento.Estuvimos una hora dando vueltas en el mismo lugar, yo tejía y perdía la paciencia.Max estaba al timón, un poco aburrido leyendo un libro Überleben auf dem wasser (sobreviviendo en el agua) y Mark intentando por no se cuantesima vez con el Radio.Un poco mas adelante, siguiendo la linea baja de la costa de mallorca, se veian las casitas,las calles, los jardines; ni paramos para comer: al arroz de ayer le agregue cebolla, huevos y comimos en pleno mar. Al atardecer llegamos hasta la cala'n'bosch, punto sur de la isla de menorca, pero justo al entrar cual guardián en el templo de la esfinge, un cartel rezaba: solo para barcos de hasta 1,20 de calado. Así que forzosamente tuvimos que seguir hasta Ciutadella adonde llegamos con las primeras luces de la noche.Ciutadella es tambien un puerto antiguo, natural, y hay una lancha con un hombre con una capa que avisa sobre el trafico en el puerto.Esto me sorprendio mucho. La figura del hombre de la capa yendo y viniendo, avisando que el inmenso Transmediterranea estaba saliendo.Aparte todo el canal de entrada del puerto esta semaforizado. Muy interesante.Esperamos la gran salida del transbordador (estilo Amarcord) junto con una carabela francesa antigua llamada Sir Robert Baden Powell (hermosa!) y entramos a Ciutadella. Como era tarde, amarramos al lado de una gasolinera , al lado de unos veleros de una escuela de navegacion franceses. Los chicos se fueron al baño, a comprar cigarrillos y yo me quede haciendo un mate.Prendí la radio y escuche al mismo tiempo desde la radio y desde la ciudad, el grito del gol.Furor y bengalas festejando el triunfo del Barça. Había buenos baños pero las duchas estaban cerradas asi que no pude sacarme del pelo el agua con sal de mi chapuzón en la cala.Hicimos unos sanguches y dormimos más que bien porque temprano temprano Mark se levantó, soltó el bote y zarpamos.
El de la foto es Max, leyendo libros un poco antiguos sobre las costas españolas, en Cala Coves.y soy yo. despues del desayuno en la cala.
*Seekrankheit: enfermedad del mar, descompostura producida por el mar.
*en menorquín el articulo femenino La es Sa. Y "El" es Es.Sa Cala significa La Cala.Es Castell significa El Castillo.

Wednesday, July 05, 2006

Mastil, Can Pyran y adiós a Maó.


El cuarto día despues del desayuno partimos al muelle(Varadero), ahí teniamos que hablar con un tal miguel de lentes oscuros y remera roja que dice pedro boat, nos dijeron. Miguel estaba sobre la grúa, nos hizo seña adonde amarrar el barco, rápido, dijo, que tengo solamente quince minutos. Tres hombres nos ayudaron a levantar el mastil mientras yo sacaba fotos. La grúa lo agarro, Max, Mark y los hombres del pedrobout lo encajaban en su sitio. Unos cables se habían quedado enganchados y tuvo que trepar un operario para desengancharlos. Lo hizamos con el mástil, era chiquito y ágil, tal cual me lo imaginaba yo a Rodrigo de Triana. Rápido, todo rápido, conectar los cables, encima difícil. Mark reventó dos martillos. Laburito de aquellos. Con el mástil ya alto, volvimos al puerto adonde nos ayudó a amarrar el vecino, un inglés muy amable.
La verdad es que ya, sin el mástil interrumpiendo todo, la vida en el barco se volvió mas fácil. Pudimos sacar mas y mas alfombras viejas y tirar, papeles viejos y tirar.. podíamos ir y venir del muelle sin tener que hacer tanta pirueta para subir al barco, como antes.
Los vecinos ingleses eran una pareja de Cornwall, que estaba recorriendo el mundo en su velero. Lo primero que vimos fue a él , salir con una bicicleta plegable y su sombrero característico y a ella con un overall viejo y manchado, bajar solita el inmenso mástil y aceitarlo! (www.canpyran.org) esta es la pagina de ellos, sylvia y peter. En Menorca se conseguía un pan excelente, unas baguettes, asi que prepare huevos con salsa de tomate. Los chicos acomodaban los cabos cuando se acercó Peter y les dió algunos consejos y en un momento dijo algo, se fue presuroso a su barco y volvió con unas stripes de regalo.
Esa noche, ya decidimos la ruta. Iriamos por el sur de Menorca hasta Ciutadella.
A la mañana despues del desayuno, salimos al mar. Con la vela grande y la foque( que aca le dicen fox), aunque no había demasiado viento así que volvimos rápido. Yo le entregué mi rosa de gamuza a Yemanjá. Bueno, espero que en el Mediterráneo tambien funcione.. que Poseidón tenga convenio de reciprocidad.. Volvimos rápido, pasando por la ex-casa de Rolf , donde Delphin estuvo diez años en un depósito. Debíamos entregar el auto temprano. Eso hicimos y salimos a ver como el pueblo menorquin festejaba en la plaza un torneo de basket, todo el mundo con remeras naranja y azul Club Alaior, de una ciudad mediterránea ( sin mar) del centro de la isla. Ahí tuve que luchar un poco con mi temperamento.. en buen argentino, me embolé mal. Las menorquinas no tenias problemas en embobarse mirandolo a Mark, y él , bueno , halagado. Esa noche no dormimos juntos y todavía no me arrepiento de eso. La mañana con su claridad, trajo mas claridad. A todo. Salimos a comprar un bote inflable, unos salvavidas que los que teniamos, dos nomas, eran buenos pero tenían un espantoso olor a guardado. Hicimos una comidita mientras Mark intentaba reparar el radio: costeletas con habas, zapallo y cebolla. Les encantó a los alemanes! Yo descubri que cocinar con porotos(habas) o con lentejas o con garbanzos ( todo de lata) es mucho mas inteligente que ponerse a cocinar durante larguisimo tiempo aburridisimas papas.. o sea, nada de comida alemana! Por una cuestion de ahorro de energía principalmente.
Brindamos por nuestra salida al mar, (pobre Bolivia, lo que se pierde!!je) con los vecinos, Peter y Sylvia. Ahi , entre vinito y cervecita, nos contaron que ella habia sido maestra en Nueva Zelanda , y el hablaba un perfecto ingles de Oxford, a pesar de que eran de Cornwall. Y que Can Pyran, era un santo patrono de los marineros cornwalleses. Era un barco muy lindo, todo pintado de verde, y equipado con todo, energia eolica, paneles solares, todo todo. Les firmamos el libro de visitas, nos firmaron el nuestro. Nos confesaron que su secreto era no saber nada de fútbol ni de televisión. Con razón! Esa noche dormimos por última vez en Mahón. Veinte años el Delphin en Mahon, (Maó es en menorquín).. y ahora se despedía.

Saturday, July 01, 2006

y acá, el mastil.



Acá, preparando los cabos para poder izar el mástil, que , como ven, todavía está sobre el barco.Atrás se ve un poquito el puerto de Mahón, los veleros( que tienen mástil) y los yates (de los que tienen plata!).

Mahon



El primer día en Mahón fue excitante.Nos instalamos en Delphin, el velero, como en una casa antigua llena de telarañas y recuerdos. Hicimos un pequeño claro sobre las camas(deberán disculparme mi mal manejo del lenguaje naval, perdon, mi inexistente manejo del lenguaje naval), pusimos las valijas y los aparatos que habiamos traido tipo GPS, linternas, convertidores de energía, pero por alguna razón nada funcionaba. Algunas cosas, pensamos, estaban kaputt (hechas pelota)con el trato de easy jet (la aerolinea) a las valijas.Durante el viajecito entre el avión y el aeropuerto, habiamos visto valijas desparramadas por el camioncito de la aerolinea, rezabamos para que no sea justo la nuestra, con los aparatos. No la vimos en el amontonamiento, pero temíamos lo peor. Apenas llegados, habiamos alquilado un auto , con el que despues de dejar los bolsos en delphin, salimos a comprar agua, comida y una bolsa de dormir para Mark. Max se había instalado en el otro extremo del barco, adonde habia un dormitorio con dos camitas y miles de cajones y recovecos llenos de cosas con olor a humedad, que no estabamos seguros si funcionaban o no. Esa noche comimos sanguches a la luz de las velitas, despues los chicos se pusieron a ver mapas en la laptop y yo a limpiar un poco los utensilios de cocina originales del barco, que no eran muchos:platos y tazas de melamina. Y a desempacar los que habia traido de casa, como sartenes, cuchillos, cucharas y vasos.

El segundo día luego de comprar dos baterías y un extintor de incendios, tuvimos luz!De a poco fueron arreglando los chicos los cables, cablecitos, circuitos y demás y todo lo electrico funcionaba! Estabamos en el puerto de Mahón, donde delphin ya estaba anclada desde hace seis meses, antes habia estado en un gran deposito por diez años. La ciudad de Mahón y su puerto, son muy hermosos(foto) antiguos, y llenos de bahías, calitas, y barcos que vienen y van.Después leí que era la preferida del pirata corisco Barbarrosa para invadir. No era ningun estupido el pirata. El puerto ,para nosotros era muy cómodo, con una buena ducha, electricidad , y teníamos todavía el auto con lo que pudimos conseguir acarrear todo. Acá quiero hacer un apartado especial para recordar la tibieza del campo menorquino, los rumores de la siesta , y un momento romantico de mi marido y yo en un coto de caza lleno de flores silvestres. ... bueno, esa noche cocinamos spaghettis chinos, esos que vienen en bolsita para hacer en 5 minutos , ya funcionaba tambien la cocina!

El tercer día arreglaron todo para levantar el mástil, conectaron los cables, todo un laburito ya que los conectores( que no se como se llaman en realidad) estaban oxidados y hubo que darles un bañito a algunos en cocacola.Y fuimos a hablar con el Pedro Boat Center (el monopolio de todo lo naval en Mahon) para usar la grúa. Esa noche hicimos una sopa excelente con el agua picante que habia quedado de los spaghettis chinos. Tomamos ese vinito menorquin que viene en botellas de cinco litros mirando las estrellas.Necesitabamos un bote inflable, y por mas que lo buscaramos, no conseguiamos nada a un precio razonable. Nada que bajara los 300 euros. epa!.

  • Sabía Ud que la Mahonesa(mayonesa) es originaria de Mahon???
  • Sabía Ud que Menorca esta llena de monumentos megalíticos en piedra que se llaman Talaiots?